La noche que Tronnia cambió su mundo

La noche que Tronnia cambió su mundo

M.C. Arellano & Blanka BK. Ediciones Nalvay.
A partir de 7 años.

Tronnia es una niña troll un tanto peculiar, a diferencia del resto de su especie, ella es azul y en ocasiones, sin darse cuenta, alza el vuelo sin querer. A pesar de todo a ella le encanta comer flan de babosa y divertirse jugando con su mascota, un basilisco bebé. Pero, sobre todo, está emocionada con la oportunidad de competir en los Juegos Feéricos, una competición ideada por el Viejo Druida (no confundir con el No Tan Viejo Druida) ¿Qué ocurrirá cuando trolls, hadas, duendes y centauros se reúnan para medir sus fuerzas? Esa noche muchas cosas cambiarán en la vida de Tronnia y de los habitantes de las Tierras Mágicas.

En su libro, M.C. Arellano, recrea la vida e inquietudes de los niños a través de un mundo fantástico lleno de personajes mitológicos. El colegio, la familia, la forma de relacionarse en sociedad, hechos de la vida cotidiana… son los puntos que se tocan de una forma tan colorida en este relato, eso sí, siempre al estilo de las Tierras Mágicas. El desayuno con tostadas se transforma en un delicioso aperitivo de saltamontes crujientes, y los trolls mayores, como todo adulto, trabajan en una empresa muy seria y formal, Acechamax S.L., una sigilosa agencia dedicada a vigilar los puentes abandonados.

Se trata de una deliciosa mezcla de fantasía y realidad cuyo eje principal gira en torno a un argumento principal, la igualdad. En este “cuento de hadas” (o “cuento de trolls” si se prefiere), la protagonista se siente apartada del grupo por ser diferente a los demás miembros de su especie. Es más, las relaciones entre los distintos seres mágicos no son muy buenas, estudian en diferentes sitios, tienen ideologías distintas… y todo ello hace que se separen.

Son muchas las sorpresas que aguardan a Tronnia a lo largo de su aventura, descubrirá secretos sobre ella misma y sobre su familia que, como a cualquier niño, le sorprenderán y le harán preguntarse muchas cosas. Aunque, finalmente, y como cabe de esperar en todo buen cuento que se precie, nos encontraremos con un hermoso final feliz.

Las ilustraciones, de Blanca Bk, son de trazos muy suaves y cálidos. En ellas nos encontramos con unos personajes diseñados para atraer las miradas de los niños, repletos de color y elaborados con tonalidades muy claras, lo que ayuda al lector a sentirlos como seres alegres y amables. Los paisajes sencillos permiten que nos enfoquemos en los protagonistas y que no apartemos la vista de ellos en ningún momento. Las situaciones cotidianas se suceden envueltas en magia sin que a penas nos demos cuenta.

Un libro que encandilará a los más pequeños y que les ayudará a ser conscientes de lo diferentes y lo parecidos que somos todos en realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s